¿Será que soy ninfómana?

Escarlata: artista de vocación, puta de corazón