Agujeros, un cuento de Beatriz Rojas

Ese día, al despertar,  presentí que ya no era yo. Realicé la rutina diaria tratando de olvidar mis absurdas aprehensiones hasta que me topé con el…

La Sociedad

Pertenecer a un prestigiado grupo literario no es nada fácil, pues se necesita algo más que talento y carisma para ser aceptado por sus miembros. E…