Los libros que nunca leeremos

Por Raúl Mejía

La mujer de mis sueños: Esthela estaba desnuda

SEGUNDA PARTE Por Jorge Leonardo Se solicitaban voyeristas capaces de mantener sus manos fuera de sus pantalones mientras observan la escena y todo lo que implica la realización de una película para adultos. Los requisitos eran simples, se debían pagar…